Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Crónica I: El centro de Medellín, al filo de la media noche

Esta es la primera parte de una crónica sin afanes, simple y experimental, con la única pretensión del juego. Los lugares, arduo conocidos por algunos, que no dejan de inquietarnos por su naturaleza, concurridos por las personas más variadas, son dibujados aquí como escenas, todas ellas distanciadas por el tiempo y maquilladas por el recuerdo más sincero. Al fin de cuentas, el recuerdo no es más que eso.
Por: Pompilio Peña M. @pompiliooo
Lo conocí en la universidad: era listo, de ácido humor y fumador de Piel Roja. Ni para bañarse se quitaba un manojo de manillas artesanales que le olían mal, además de que tenía una envidiable suerte con las mujeres y un crudo escepticismo por la existencia. Lo olvidé, él de mí: nuestra amistad no pasaba de sorber cafés y empujar cigarrillos de cincuenta pesos en los corredores. Luego supe por las redes sociales que llevaba un noviazgo con una actriz de teatro. Pasaron siete años hasta que lo encontré vagando con una expresión lunática. Tenía las manos n…