Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Crónica: El espía de la infidelidad, de cómo es ser detective en Bogotá y poner en evidencia a quien traiciona

Para Jairo Vega, quien desde hace 15 años tiene una agencia para cazar infieles, lo más difícil de su oficio es tener paciencia.
Pompilio Peña Montoya 
@pompiliooo

Foto: David Campuzano

El detective es un fantasma, usted no lo ve ni lo percibe, pero ahí está, vigilándolo a usted, esperando sigiloso el momento propicio para grabarlo o tomarle fotografías con las manos en la masa, sobre la mujer o el hombre que desvió su atención de la persona a la que juró amar para siempre, y que, entre los celos y el rencor, ha decidido recurrir a un detective de infidelidades.
Si usted anda a pie lo seguirá a pie, a prudente distancia, y se hará pasar por un peatón del común. Mirará las vitrinas. Simulará que espera a alguien. A lo mejor estará acompañado de una mujer con la que entablará una charla que tiene como único fin hacerle creer que es un transeúnte más. Pero lo seguirá. Estará atento para cuando entre a un restaurante, a un bar, a un cuchitril, a un motel, a un club, a donde sea.
Si toma el bus …

Reportaje: El Camu de Chimá es un enfermo terminal, de como la corrupción acaba con la salud de un pueblo de Córdoba

Por: Pompilio Peña Montoya Lina Álvarez Vargas (foto: Camú de Chimá)

Chimá. El Camu de este municipio se desangra, aseguran unos. Lo cierto es que aquel que entra por un servicio se encuentra con que se lo brindan a medias. La razón es visible en todos los rincones: media docena de medicamentos, un laboratorio de química sin centrífuga ni tubos de ensayo, una cápsula de oxígeno sin respiradero y un odontólogo con las calzas y las amalgamas contadas, cuyo consultorio tiene más aspecto de morgue.

El ambiente es hoy algo normal, a pesar de que sólo hace un mes el pueblo fue una bomba de tiempo que casi estalla con la muerte de un hombre infartado que tuvo que ser trasladado a Tuchín, ya que la bala de oxígeno no tenía manómetro. El hombre murió antes de llegar al municipio vecino.

El acontecimiento fue un escándalo nacional que los medios de comunicación divulgaron. La alcaldesa, Marjore Montaño Ortiz, por fin dio explicaciones, aunque nadie le creyó. El gerente, José David Humanez Muñoz, …

Artículo: Anatomía de la ropa de segunda mano en un friperie costeño

En Montería adquirir y portar ropa de segunda mano es más común de lo que se cree, y prueba de ello es que en la ciudad hay repartidos por todos los barrios almacenes que solo se dedican a eso, y a cuyos dueños les genera generosas ganancias.
Por: Pompilio Peña M.
¿Alguna vez ha considerado vestirse con ropa usada? ¿No? ¿Le daría vergüenza? Sépalo de una vez que, afirman los que están en el negocio, que al menos el 45 por ciento de los monterianos visten segundazos (unas 250 mil personas), y nos les importa de quién haya sido la prenda o cuál fue su normal o accidentado destino; si la vistió un profesor reputado, un esquizofrénico, un loco, un violador, un asesino, da igual, mientras la prenda no tenga rotos o imperfecciones demasiado evidentes, en los barrios de estratos bajos pasa como prenda de primera.
Porque el negocio es redondo y todo el mundo tiene que vestirse, a Kenia Martelo, en cabeza de su esposo, se le ocurrió abrir uno de estos almacenes en el barrio Cantaclaro hace ocho a…