Ir al contenido principal

Artículo: Aranjuez, un barrio en donde los estudiantes obtienen droga a la vuelta de la esquina


Por: Pompilio Peña Montoya y
Jean Paul Hernández
@pompiliooo

Aranjuez, Medellín. La tranquilidad que le quedaba al docente Renzo Flórez se la rompió el segundo sufragio. Se encontraba dictando su clase de filosofía cuando le entregaron la amenaza. Se la mostró a su colega Edgar García, quien, tras escucharlo, intentó persuadirlo de una decisión acabada de tomar: abandonaría el Liceo Gilberto Alzate Avendaño, su segunda casa, en donde había impartido por cuatro años sus clases de ética, motivando la crítica con argumentos. 

Ahora las amenazas de muerte no solo eran para él sino también para su familia.

 La noticia tuvo resonancia nacional. Cinco días después, martes 6 de agosto, cientos de estudiantes marcharon por las calles de Aranjuez. Había indignación, rabia. ¿Quién se había atrevido a amenazar a un profesor tan querido? Renzo ya no estaba con ellos: se lo llevó el miedo. Se programó una semana de reflexión en el colegio. La noticia salió en televisión, radio y prensa. El comandante de la Policía metropolitana, general José Guzmán, aseguró desconocer las amenazas. Hoy cada integrante del Alzate Avendaño sale de su asombro.

El hecho hizo reflexionar a todos. Las preguntas afloraron: ¿La tranquilidad que se vive en el barrio es un espejismo? ¿Qué peligro corren los estudiantes de todos los planteles educativos de la Comuna 4, en especial de Aranjuez? ¿Quiénes crearon las intimidaciones al profesor? El rector del Liceo, Humberto Bermúdez Cardona, quien tomó las riendas del plantel en 1994, dijo: “Es primera vez desde que estoy aquí que ocurre esto”. 

Solo hay algo claro según Amanda O.*, estudiante del grado 11 de este colegio: “hay una tranquilidad aparente en la comuna y nosotros estamos en el ojo de ese huracán. Y ahí está la droga”.

Amanda tiene fundamentos. Unos que todos ven. Que incluso la Policía conoce. Los expendios de drogas. Entre las hipótesis que se barajaron del origen de las amenazas contra Renzo Flórez, está que este siempre les habló a sus alumnos de 11b sobre los peligros que abraza el hampa. Sobre el falso placer de la droga. Ya no importa si estas reflexiones fueron tomadas por un hampón como peligrosas para su negocio. Las clases de filosofía y ética en el Alzate ya no serán las mismas.

 Nelson G.* tiene 25 años. Consume marihuana desde hace cinco. Arrastra las palabras, piensa lento. Según él, hay tres plazas de droga “en la zona”. Lo peor es que éstas están aledañas de las instituciones educativas más importantes de Aranjuez, como el Alzate Avendaño, la Lorenza Villegas de Santos y el colegio de Ciegos y Sordos. “No estoy revelando nada, todo el mundo sabe que allí funcionan, hasta las autoridades están ‘cayetanas’ o se hacen las locas”.

No es raro entonces que Luis Diego Galeano, coordinador de salud mental de la Secretaría de Salud de Medellín, afirmara que Aranjuez, con Santa Cruz y Manrique, son los barrios en donde los jóvenes tienen más riesgo de tropezar en la drogadicción. A esto se le añade que 55 mil menores de edad en Medellín consumen drogas y 157 mil más corren en riesgo de acceder a ella. Este último dato lo dio a conocer el subsecretario de salud municipal Alberto Aristizábal, en el Concejo, en marzo de 2013.

En términos generales, según un estudio realizado por la Alcaldía de Medellín y la Universidad CES, el 21% de la población de Medellín consume cannabis, y el inicio se da incluso desde los 12 años.

¿Y la violencia dónde está? El punto de contacto entre la violencia y las drogas no es tan notorio hoy en Aranjuez como sí lo fue en los años 80 e inicio de los 90, cuando se libró una batalla campal entre la fuerza pública, las mafias y la delincuencia. El rector del Alzate, Humberto Bermúdez, lo recuerda: “Cuando empecé a dirigir esta institución había secuelas en la comuna y en especial dentro del Alzate. Hoy cambiamos la historia y la comunidad tiene confianza en ella”, afirma. Esta confianza se opacó hace un mes, cuando Renzo Flórez recibió la sentencia fatal que lo hizo tomar la determinación de abandonar el colegio Alzate Avendaño.

Hoy el escenario es distinto. Según Nelson G.*, las tres plazas de vicio más visibles perteneces a dos grupos que no se tocan. “Aquí la frontera invisible consiste en que cada consumidor va a la plaza que le dé la gana”, afirma Nelson, quien añade que el negocio de la droga es tan rentable que los jíbaros no necesitan pelearse la clientela. “Pero esto de la droga es una bomba de tiempo –dice–, y, claro, los estudiantes entran en esto: compran, distribuyen. Y si quedan mal con alguna vuelta los pueden llegar a amenazar. Si notan que alguien está entorpeciendo su negocio, los joden”.

No se tiene una estadística, pero se conoce que dentro de los planteles de Aranjuez hay jóvenes consumidores, en especial de marihuana. Y para Walter Vélez Ramírez esto no es secreto. Él es el coordinador de la I. E. Francisco Hernández Betancur, más conocida como Ciegos y Sordos. “No creo que ningún colegio sea ajeno a esto, allí estamos todos”, afirma, y añade que de hecho el año pasado en su colegio se presentó el caso de tres jóvenes sordos que estaban siendo utilizados para entrar alucinógeno al establecimiento.

Walter Vélez hace una aclaración. La mayoría de los jóvenes que consumen no son malos, solo que, por ser aún ingenuos en la vida, son atrapados por los tentáculos del microtráfico. ¿Y cómo tratan esta situación? Con charlas, desarrollando actividades extracurriculares, con psicólogos, con un fuerte trabajo con la familia. “Lo último que haríamos sería expulsar un alumno por consumir, echarlo es entregarlo a los bandidos”, afirma. Hoy en ciegos y sordos estos casos son tratados con profesionalismo.

Pero no en todos los colegios de la zona sus directivas están conscientes de la necesidad de campañas de prevención de las drogas. Arieta Bermúdez, coordinadora de la I. E. San Agustín, afirma que este tema no se toca en su plantel porque no conoce de casos de microtráfico dentro de este ni en la zona en donde está ubicado el colegio. “Estamos a las puertas de hacer un Comité de Convivencia para que el ambiente en el colegio mejore, ya que está deteriorado, es todo”, afirmó. La funcionaria añadió que la planta de profesores de su colegio vio con repudio las amenazas en contra de Renzo Flórez. 

Este medio intentó hablar en reiteradas ocasiones con algún representante de la I. E. Lorenza Villegas de Santos (colegio para mujeres) pero fue imposible. Alma P.*, quien cursa 10 grado en este colegio, afirma que dentro del plantel no se presenta tráfico de algún tipo de droga (el alcohol de vez en cuando), pero que sí conoce el casos de jóvenes que, una vez salen de clases y con ayuda de otros muchachos, adquieren cannabis en el expendio que desde este año abrió sus puertas cerca del plantel.

El rector Humberto Bermúdez espera que en el Alzate continúe la  independencia en su actividad académica. Ante el tema de la violencia y la drogadicción en el barrio, afirmó que dentro del colegio cada vez más se fortalecen actividades en las que los alumnos pueden potencializar conocimientos y talentos. “Aquí hay deporte, somos pioneros en la trova en toda la ciudad; la banda de música es un orgullo y el trabajo de Hip Hop, liderado por Henry Arteaga, cambió positivamente la mentalidad de nuestros estudiantes”, aseguró.

En la Fiscalía ya cursa la denuncia de la amenaza en contra Renzo Flórez. La Policía también está enterada del caso. La Secretaria de Educación Municipal se comprometió con el docente. Ahora lo único que quiere la comunidad es que este caso se aclare, y que los colegios continúen realizando campañas de concientización y que los profesores de ética y filosofía continúen su trabajo de educar a los jóvenes en el respeto y el amor.

*Nombres cambiados por solicitud de la fuente.

Este artículo fue escrito en septiembre de 2013 para el periódico La Pupila, medio de comunicación de la Comuna 4 de la ciudad de Medellín, Colombia.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…