Ir al contenido principal

Continúa la confución y el caos en la Registraduría por Familias en Acción



Por Pompilio Peña Montoya
pompiliooo@gmail.com
@pompiliooo

Montería. Desesperados, en la mañana de ayer cientos de personas intentaron ingresar a la fuerza a la Registraduría. Querían obtener pronto algunos de los documentos que necesitan para asegurarse en el programa Familias en Acción, o entrar como nuevos beneficiados. Minutos después llegó la Policía a imponer el orden.

Lo cierto es que las personas afuera de la Registraduría coincidían en algo, que se les avisó muy tarde el proceso de ampliación y renovación de este programa del Departamento de la Prosperidad Social que irá del 23 de octubre al 1 noviembre, en el Colegio José María Córdova.

Esta congestión y caos en la Registradiría se vienen presentando desde hace dos semanas.

Mientras los funcionarios de Familias en Acción afirman que desde hace un mes se les está informando (a través de los medios de comunicación y jornadas comunales) qué papeles deben llevar, las personas que estaban ayer en la Registraduría aseguraban que les estaban exigiendo documentos nuevos, lo que les generaba viajes y comidas; por cada registro civil, por ejemplo, deben consignarse 5 mil 650 pesos.

Una de las cosas que más molestó a la gente, es que a pesar de que había una funcionaria de Familias en Acción orientando, esta solo estuvo un par de horas en la mañana y el computador que llevó para verificación de datos lo tenía descargado.

Vuelven y aclaran
Según la funcionaria de Familias en Acción, Clara Eugenia Ramos, muchas personas están sacando documentos a pesar de que los poseen, la razón es que tienen miedo de que, por viejos, no se los acepten, además de que de tanto rumorar el asunto lo terminan por tergiversar.

 "Lo que sí es pertinente es que los documentos estén actualizados, no nuevos que es otra cosa", afirmó Ramos.

Personas como Yénifer López Martínez esperaban desde la madrugada, pero a las 10:00 a.m. no había sido atendida. "Vengo a renovar, por primera vez, la tarjeta de identidad, pero me acaban de decir que hasta nueva orden no sacan este tipo de documentos".

Otras madres, quienes desde hace dos semanas venían tramitando, salían de la Registraduría con sus documentos. "Gracias a Dios saqué un nuevo registro civil de mi niña para Familias en Acción", dijo Estéfani Quintero, del barrio La Pradera.

Otras cientos de personas vienen a renovar sus documentos. Porque el registro civil está muy deteriorado, porque tienen el nombre mal escrito, porque el joven ya tiene edad para la tarjeta de identidad, porque el padre reconoció al niño y es requisito aparecer en el registro del menor, etc.

Por su parte, el resgistrador Gabriel Corrales, explicó que su entidad trabaja a toda marcha para satisfacer la demanda. "Diariamente expedimos unos doscientos  registros civiles, entre otros papeles -afirmó-. Lo que pasa es que la gente deja las cosas a última hora y las multitud rebasa nuestra capacidad".

A tener en cuenta
Según Clara Ramos, encargada de Familias en Acción a nivel de Córdoba, en Montería hay identificadas 48 mil familias y en todo el departamento 231 mil.

Ramos recuerda que los documentos a tener en cuenta para Familias en Acción son: El registro civil con el número único de identificación personal, tarjeta de identidad del menor si tiene edad para tenerla, las constancias de estudio de los niños en educación primaria y secundaria y en grado de transición de 5 a 6 años. Por su parte, las madres deben presentar su cédula o contraseña.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…