Ir al contenido principal

Sombra de Presagios: obra prima del teatro cordobés



Por: Pompilio Peña Montoya
pompiliooo@gmail.com
@pompiliooo

En algún momento la obra de teatro representa esta escena:
Una madrugada hace poco más de 400 años, el dilatado valle entre las márgenes de los ríos Sinú y San Jorge se cubrió de una luz premonitoria. Tolú, un indígena que tenía la costumbre de saludar el sol tocando una caracola, fue el primero en tener la visión: el cielo, las aguas, las plantas y los árboles estaban teñidos de rojo. “Va a pasar una tragedia”, se dice, y sobre el escenario cae la sombra que desencadena el fin de una raza.

La obra se llama Sombra de presagios, y es representada por el grupo de teatro Unicornio, que ganó tres reconocimientos en el pasado XV Festival Regional de Teatro Universitario, llevado a cabo en Sincelejo a finales del mes de agosto. Allí participaron 12 universidades del Caribe.

Esta dramaturgia, dirigida por el experimentado Miguel Ángel Gambín Petro (foto), narra con un creciente dramatismo la historia del exterminio del pueblo indígena Zenú por parte de los conquistadores. Pero también es algo más: una representación fascinante que da testimonio de las costumbres y la cultura de una de las sociedades más complejas que hubo en Colombia.

Por ello, sus quince actores se la jugaron (y se la juegan) toda sobre el escenario, cada uno en su papel de Zenú, encarnándolo con una naturalidad sorprendente. Cualquiera diría que son actores consumados, cuando lo cierto es que la mayoría asisten a diferentes carreras en la Universidad de Córdoba, donde nació el grupo Unicornio hace más de diez años.
 
Así pues, no es raro que el espectador de Sombra de presagios experimente cariño por los protagonistas, y se convierta en un testigo impotente de una tragedia sin reversa: cuando los conquistadores hacen su llegada, y el escenario se convierte en una pantalla de sombras que entran en un combate a muerte, entre tambores dramáticos, todo se tiñe de rojo, de muerte.

“De hecho, muchos de los que presenciaron la obra en el Teatro Municipal de Sincelejo, no pudieron contener las lágrimas”, afirma Miguel Ángel Gambín, a quien se le hizo un reconocimiento en este festival, según los jueces, “por su constancia y aporte al crecimiento del Festival Regional Universitario de Teatro del Caribe colombiano, y a la formación integral de los estudiantes”.

A este reconocimiento se sumaron dos más: el grupo de Gambín obtuvo el premio a  Mejor dramaturgia y a Mejor musicalización en vivo. Este es el resultado, afirma el director de la obra, de una constancia sin descansos que viene de años atrás, cuando interpretaban obras del inglés William Shakespeare o del alemán Bertolt Brecht, y luego de un periodo enriquecedor, entraron en el llamado teatro antropológico. De este periodo, del cual pertenece Sombra de presagios, son también Velorio de amor, La zafra mortuoria y Melodía del regreso, obras que representan arraigados aspectos culturales de Córdoba.

Representará a Córdoba
La destacada presentación de Unicornio en este festival (organizado por la Asociación Colombiana de Universidades) le ha dado la oportunidad de representar a la región Caribe en el Festival Internacional de las Américas, que se realizará en Cali, a principios de noviembre de este año, y donde participarán grupos de teatro de todas partes del mundo.

Unicornio, desde el 2001, ha obtenido 14 reconocimientos, entre ellos, en el 2005 el premio Calima de Oro a mejor obra en el Corredor Pedagógico del VIII Festival Nacional de Teatro Universitario en Santiago de Cali. Y el premio a Mejor Colectivo Teatral en el 2011 en el Festival Nacional de Teatro de Pereira.

Publicado: Meridiano Cultural, 9 de septiembre de 2012.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…