Ir al contenido principal

Artículo: Lisbelly tiene silla de ruedas


Pie de foto: Ana y su hija Lisbelly ahora tienen una silla de ruedas nueva, donada por Jorge Luis Buelvas, un cordobés, notario, que vive en Bogotá.


Por: Pompilio Peña Montoya
pompiliooo@gmail.com


Pastrana Borrero. Feliz y agradecida. Así se encuentra Ana Tovar luego de que periodistas de EL MERIDIANO de Córdoba le entregaran ayer una silla de ruedas que donó un cordobés que vive en Bogotá, tras leer un artículo publicado el domingo 23 de octubre, en el que se narran las dificultades que Ana tiene para darle mejor calidad de vida a su hija Lisbelly, una joven de 16 años que padece una extraña enfermedad.

Hasta entonces, Ana no tenía una silla de ruedas con la cual pasear a su hija, para que ésta no permaneciera todo el día postrada en una cama, como hasta entonces lo ha hecho.


El donador es Jorge Luis Buelvas, un asiduo lector de El Meridiano, que todos los días se entera de las noticias de Córdoba a través de la web de ¡Mi Periódico!


Ana Tovar es una humilde mujer desplazada de una lejana vereda en el municipio de Tierralta, que vive en Montería hace 10 años. Desde entonces, y más que nunca, toca puertas en busca de ayuda, ya que la enfermedad que tiene Lisbelly es complicada y requiere mucha atención.


De todo corazón

Varias personas han llamado a Ana prometiéndole ayuda, y ella espera que se haga realidad, ya que vive una situación precaria.

"Le doy gracias a Dios porque haya gente tan buena. Con esta silla de ruedas sé que mi hija se sentirá mejor. Podré pasearla por la calle de forma más cómoda", dijo Ana Tovar.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…