Ir al contenido principal

Reportaje: El Camu de Chima es un enfermo terminal



Por: Pompilio Peña Montoya
Lina Álvares Vargas
@pompiliooo

Chimá. El Camu de este municipio se está desangrando, aseguran unos. Lo cierto es que todo aquel que entra por un servicio se encuentra con que se lo brindan a medias. La razón es visible en todos los rincones: media docena de medicamentos, un laboratorio de química sin centrífuga ni tubos de ensayo, una cápsula de oxígeno sin respiradero y un odontólogo con las calzas y las amalgamas contadas, cuyo consultorio tiene más aspecto de morgue.

El ambiente es hoy algo normal, a pesar de que sólo hace un mes el pueblo fue una bomba de tiempo que casi estalla con la muerte de un hombre infartado que tuvo que ser trasladado a Tuchín, ya que la bala de oxígeno no tenía manómetro. El hombre murió antes de llegar al municipio vecino.

El acontecimiento fue un escándalo nacional que los medios de comunicación divulgaron. La alcaldesa, Marjore Montaño Ortiz, por fin dio explicaciones, aunque nadie le creyó. El gerente, José David Humanez Muñoz, en medio de su temor a la revuelta, dio su versión, claro está, igual de inconclusa a la de la alcaldesa. "Esto es culpa de las administraciones pasadas", fue el argumento de Montaño.

Los únicos que no hablaron a los medios fueron los empleados del Camu. De hecho se rumora que los familiares de uno de ellos están amenazados de muerte.

Las malas deudas
La crisis del Camu viene de años atrás por los malos manejos fiscales. La evidencia está consignada en un documento elaborado por la Contraloría departamental, de 2010, cuya contundencia deja al descubierto negligencia de los directivos de la ESE.

Según la auditoría, para el año 2007 la Alcaldía de este municipio debía aportar cada año a este Camu una suma de 230 millones de pesos para dar inicio a una reestructuración. Pero estos dineros fueron desviados, lo que generó una crisis peor.

Fue entonces cuando actuó el Ministerio de Protección
Social y el de Hacienda, al aportar a esta ESE mil 935 millones de pesos en 2008 y 2009, ya que se había concluido que estos recursos eran suficientes para dar un nuevo respiro a esta entidad. Pero a pesar de estos dineros, el centro de salud continuó endeudado.


El ambiente de trabajo en la ESE de Chimá es tenso.
Algunos de sus empleados se resisten a hablar por temor a ser amenazados o señalados. De hecho hay bandos y opiniones divididas dentro del mismo.


La explicación la da un informe exhaustivo de la Contraloría. En realidad, el Camu tenía una inconsistencia fiscal, para mediados de 2010, de 864 mil 169 millones de pesos.

En la actualidad, la Secretaría de Salud del departamento no puede determinar la situación real de la ESE, y todo porque, según Margenia Espitia Doria, encargada del Área financiera de este ente, el último informe que envió el Camu fue en marzo de 2010.

"Éste tiene que enviar un reporte administrativo, financiero, de producción y de contratación, al sistema de Información Hospitalaria, pero el gerente ha sido negligente con dicho proceso", afirmó Espitia.

La mayor deuda que tiene el Camu es con la nómina, conformada por más de 26 empleados, la cual podría ascender a más de mil millones de pesos. Aquí viene otro factor que, según la administración de Chimá, ha hecho difícil la recuperación del centro médico, y es que desde que se supo de la reestructuración, que implicaba liquidar a la mitad de los empleados, algunos entraron en estado de aforamiento sindical (al sindicalizarse), lo que ha impedido hacer una reestructuración de personal, que implica despedir trabajadores.

Los empleados alegan que se les debe un poco más de 30 meses de salario. "Nos aforamos porque creemos que la culpa es de los que manejan el poder aquí, por alguna razón la plata se evapora", afirman tanto empleados como líderes de la comunidad. La pregunta es… ¿dónde está la plata?

El informe entregado por el Departamento Nacional de Planeación ubica a Chimá en el puesto 1.039, de 1.111, entre los municipios con peor rendimiento fiscal en el país para el año 2010.

Pero, más que someter a la ESE a un coma inducido, según afirma Margenia Espitia Doria, ya se le advirtió a la alcaldesa de Chimá que la intervención no debe tener más propósito que la liquidación. "Las deudas así lo ratifican. Los embargos tienen acabada a la ESE, cada día es menos autosostenible", afirmó la financiera. "La ESE Camu de Chimá anda como una rueda suelta, nosotros hemos mandado oficios al gerente, recordándole la importancia de la información financiera del Camu, pero nadie responde", concluye Espitia.

Este caso ya está en manos del Ministerio de la
Protección Social, del que se espera actúe rápido. Por lo pronto, los que siguen sufriendo por una atención médica sin calidad son los cerca de 14 mil habitantes que tiene este poblado.

Publicado: Domingo 18 de septiembre de 2011, sección: Región 2B
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…