Ir al contenido principal

Artículo: El jardín de los muertos



Foto:Representación digital de lo que sería el Jardín Cementerio Los Olivos. En la imagen se puede observar la portería las salas de velación, el crematorio y la capilla.

Por: Pompilio Peña Montoya
pompiliooo@gmail.com


Para finales de este año se espera que el departamento de Córdoba cuente con el primer horno crematorio. Estará ubicado en lo que será llamado Jardín Cementerio Los Olivos. La primera etapa costará 2 mil millones de pesos. El costo total de la obra será de 11 mil millones.

Hoy es un terreno de seis hectáreas en construcción, distante siete kilómetros de Montería, en la vía a Planeta Rica, pero para finales de este año se espera se convierta en el Jardín Cementerio Los Olivos, un lugar que en contraste con los lúgubres cementerios tradicionales de la ciudad, contará con una atmósfera enmarcada en un concepto ecológico y relajante.

La gran novedad: allí estará ubicado el primer horno crematorio del departamento, una mole de 14 mil kilogramos que en 90 minutos podrá convertir un cuerpo en cenizas que podrán ser guardadas en un columbario en el mismo Jardín. Otra novedad es que este será el primer cementerio a tierra, a diferencia de los tradicionales camposantos con bóvedas en altura con que cuenta la ciudad.

Si bien la cremación de los cuerpos no es una tradición entre los cordobeses, esta funeraria quiere correr el riesgo de ofrecer este servicio. Años atrás los habitantes de Córdoba velaban a los muertos en sus casas en un ritual triste. Luego de los pésames y el café negro, los dolientes se reunían en un cortejo fúnebre rumbo a un camposanto sombrío, como abundan aquí.
La aparición de las salas de velación, hace 15 años, cambió esta costumbre. Ahora, con la construcción de este espacio y la llegada del horno crematorio, la administración de esta funeraria espera sorprender e innovar.

La otra vida
Unos preferirán que su cuerpo sea enterrado en tumbas altas y otros más, por ahorrarles el trabajo y los costos de la exhumación a sus parientes, escogerán que su cuerpo sea incinerado para que sus cenizas, si no son guardadas, sean esparcidas en el mar, el río o por los aires.

El número de cremados en la ciudad es pequeño. Sólo en Los Olivos en promedio se creman tres cuerpos al mes, y no es para más, los costos son altos porque los difuntos deben ser trasladados hasta Sincelejo, en donde está ubicado el horno crematorio más cercano a Montería. Este procedimiento puede costar entre un millón y medio y dos millones de pesos, lo que hace que sólo las familias más pudientes puedan acceder a esta modalidad.

Según Shirley Fuentes Álvarez, gerente de la funeraria que está llevando a cabo este proyecto, en un estudio de mercadeo lograron establecer que por lo menos un 32 por cierto de la ciudadanía optaría por la cremación. Habiendo un horno en la ciudad, los costos serían considerablemente menores.

"La gente cree que la cremación es un acto sin ritual, y por eso no les gusta. Sin embargo, nosotros nos vamos a encargar de que eso no sea así en el Jardín Cementerio, y por el contrario tenemos planeado que este proceso sea un momento que los familiares del difunto puedan sobrellevar sin mayores traumatismos", puntualizó Sirley Fuentes.

Un primer horno hará parte de la inauguración de la primera etapa del Jardín cementerio en noviembre. Luego se espera instalar uno más.
Las cámaras que harán parte del horno crematorio estarán construidas en ladrillo y concreto refractario para 1.700°C, con ladrillos aislantes laterales y una puerta en lámina revestida en ladrillo aislante.

Las etapas
El Jardín Cementerio Los Olivos será un gran parque enmarcado en sus caminos y costados por una nutrida variedad de árboles y flores de variados colores. Contará con un lago a un costado que irrigará el terreno, y una glorieta en el centro que servirá también como parqueadero. Los senderos contarán con bancas y se espera que la gente no sólo vaya a visitar a sus muertos, sino también a encontrarse, a pasear, a leer, a pintar y reflexionar.

Según Mario de Jesús Luna, interventor de la obra, para noviembre se espera tener listo la portería, las vías de acceso, la planta de tratamiento de las aguas, el sistema eléctrico, entre otras cosas. "Ya para el próximo año terminaremos el resto del proyecto, que contará, entre otras cosas, con cafetería, panteones y una serie de salas de velación que estarán conectadas con el crematorio y la capilla por medio de un puente", afirma.

DATOS
*Una de las inquietudes de los habitantes de Montería, es saber si este primer horno crematorio va o no a funcionar con el gas metano que produce el relleno sanitario. Según las directivas, no se sabe aún si el incinerador funcionará con gas natural o propano. Lo cierto es que el gas natural contiene metano, lo que quiere decir que cabe la posibilidad.
*El cementerio quedaría enfrente del estadio de fútbol de Montería y su construcción terminaría en diciembre de 2011.

Publicado: Domingo 15 de 2011 El Meridiano de Córdoba.
1 comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…