Ir al contenido principal

El pequeño Einstein, el niño más inteligente del mundo



Vivir 20 Oct 2009 - 10:25 pm

Óscar Wrigley, un niño de dos años y once meses, se ha convertido en el miembro más joven de una organización mundial de superdotados.

Por: Pompilio Peña
@pompiliooo

Óscar Wrigley es el miembro más joven de una sociedad mundial de superdotados.

Mientras muchos niños de su edad apenas saben balbucear unas cuantas palabras, repetir los números en desorden y mostrar interés por los colores vistosos, las melodías y el baile, Óscar Wrigley, un niño británico de dos años y once meses, nació con la excepcional virtud de aprender a toda prisa. A los cuatro meses, según ha contado su madre a los diarios ingleses, ya señalaba el traje que quería ponerse; a los nueve meses comenzaba a pronunciar sus primeras palabras y al año y medio había memorizado el alfabeto.

Todas estas cualidades extraordinarias convirtieron a Wrigley en el miembro más joven de Mensa, una organización mundial de superdotados, luego de haber obtenido en el c (que mide la inteligencia en los niños poniendo a prueba su capacidad de retención, manejo de situaciones, habilidades motrices y de razonamiento) un coeficiente intelectual superior a 160, equiparable a la inteligencia de Albert Einstein.

En entrevista con el diario británico Dailymail, los padres de este niño prodigio dijeron sentirse muy felices. Su papá, Joe, de 29 años, tuvo tiempo para bromear: “Estoy esperando el día en que Óscar me diga que soy un idiota”. Su madre, Hannah, de 26 años, contó que entre los últimos intereses de Wrigley está escuchar música clásica, “incluso puede identificar los instrumentos con los que se está interpretando cada pieza”, afirmó.

Según Camilo Trujillo, presidente de la junta directiva de Mensa Colombia, esta clase de niños son una excepción, un verdadero capricho de la naturaleza. “En Colombia es difícil que se encuentren esta clase de individuos”. Mensa Colombia ha tenido desde 1991 cerca de 500 miembros, de los cuales sólo quedan 120. Trujillo explica que “la mayoría de superdotados se han ido del país porque aquí no han tenido buenas oportunidades de empleo, ni han recibido el apoyo oportuno”.

Asimismo, Trujillo aclara que el pequeño Wrigley no es que tenga la inteligencia de Stephen Hawking, el genio de la física y la cosmología, como lo han insinuado algunos medios de comunicación ingleses, sino que con apenas dos años y once meses posee el intelecto de un niño de seis años, es decir, que está muy avanzado para su edad. Para Trujillo las capacidades extraordinarias de Wrigley son fruto de una excelente alimentación, de la estimulación temprana y de sus genes.

Miguel de Zubiría, psicólogo y director científico de la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani, comparte esta opinión y explica que el sistema nervioso central de Wrigley debió haber madurado mucho más rápido de lo normal. Sin embargo, advirtió que a menos de que sus padres se preocupen por potencializar sus talentos, como por ejemplo su gusto por la música, al cumplir los cinco años su desarrollo cognitivo se estancará y Wrigley terminará comportándose como un niño promedio.

Con la ilusión de que este bebé se convierta en un verdadero genio, sus papás piensan comenzar esta tarea cumpliendo su más reciente petición: aprender a tocar saxofón.

http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso167831-el-pequeno-einstein
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…