Ir al contenido principal

Amir Fetanat: El iraní que tradujo a Gabo

Amir Fetanat tiene 59 años y hace cinco tradujo al farsi a Gabriel García Márquez.

Por: Pompilio Peña - @pompiliooo
(Foto: Diana Sánchez)

En 2004, Amir Fetanat se atrevió, contraviniendo la prohibición que había en su país, a traducir al farsi el libro del Nobel ‘Memoria de mis putas tristes’.
 
En momentos en que los jóvenes de ese país reclaman a la élite conservadora que los gobierna sus derechos individuales, de Irán llegan noticias con sabor a libertad. Porque un hombre proveniente de esas lejanas tierras, quien escogió como su casa la capital colombiana, les regaló hace cinco años a sus paisanos un pedacito de nuestro patio. Mariposas amarillas. Ese arte que llaman muchos “realismo mágico”. Les tradujo, en medio del sigilo propio de lo prohibido, el libro Memoria de mis putas tristes, de Gabriel García Márquez.

Amir Fetanat tiene su corazón dividido en dos, una parte de él está aquí en Colombia y otra en su país, Irán, lugar que hoy vive una situación crítica debido a la represión. Este hecho, a la vez, le recuerda su juventud a finales de los años 60, cuando fue un militante de izquierda y movilizó una huelga estudiantil que le costó tres años de cárcel y que lo obligó, luego, sin papeles, a viajar por países como Afganistán, Siria y Turquía.

En París, mientras vivía como bohemio, entre libros y cafetines, conoció a Patricia Sánchez, una colombiana, alguien que le cambió su percepción del mundo, . “Yo era un hombre con una carga histórica y religiosa muy pesada, y ella, una chica con una espontaneidad que no demoró en fascinarme”. Con ella se casó y tuvo dos hijos. En Colombia entró como traductor para la embajada de su país y luego fue ascendido a encargado de asuntos culturales entre las dos naciones.

Su pasión como lector, asegura, siempre ha sido y será nuestro Gabo. “Cuando salió Memoria de mis putas tristes y lo leí, supe que la nueva generación de Irán no podía privarse de esta obra. Sabía que no iba a ser aceptada, y así fue; no me dieron permiso para publicarla. Decidí entonces sacar plata de mi bolsillo y, bajo todo riesgo, publiqué este libro”.
Poco tiempo después otro traductor hizo el trabajo y le dieron permiso para publicar Memorias en Irán. Esa versión tenía recortada cerca de tres páginas, y las cinco mil copias impresas se agotaron en dos meses. Luego fue prohibido de nuevo. Este hecho desató un movimiento literario en contra del gobierno iraní. “Cuando supe de la situación, puse en mi página web la opción de que la gente bajara mi traducción gratis, y, hasta el momento, lo han hecho 40 mil veces”. De esta forma su traducción hizo eco en todo el mundo. Por este hecho, en 2007, le fue otorgado el premio como Mejor Lingüista, que otorga el portal Intraneta a quienes dan a conocer la importancia de las lenguas.

Ya son más de diez años los que lleva residiendo en Bogotá, “Esta ciudad caótica y llena de belleza”. Hoy en día todos sus esfuerzos están fijos en buscar un editor para un libro propio, Así hablará Judas, que cuenta la vida de un hombre del Oriente Medio en su periplo por el mundo. Amir Se levanta a las 2 de la mañana a escribir y leer. Prepara café espeso. Enciende un cigarrillo tras otro. Medita. Vuelve a su computadora a revisar, siempre envuelto, como afirma él, entre sus libros y el silencio.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…