Ir al contenido principal

Desplazados continuarán ocupando el Parque Tercer Milenio


Se rompe acuerdo entre ellos y el Distrito.

Por: Pompilio Peña
(foto:Foto: David Campuzano - El Espectador)

Se rompe acuerdo entre ellos y el Distrito.

Pese al acuerdo firmado el pasado domingo por la secretaria de Gobierno, Clara López, y el subsecretario de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Andrés Restrepo, en conjunto con algunos líderes de los desplazados, estos últimos decidieron, luego de conocer los albergues propuestos por el Distrito, que era inapropiado mudarse a estos lugares, pues no contaban con la infraestructura necesaria para alojar a niños, ancianos, mujeres en embarazo y personas discapacitadas. Ante la situación, López Obregón les dijo, por su parte, que debían respetar los acuerdos firmados con sus propios líderes.
En el pacto se estipulaba, entre otras cosas, el ofrecimiento de 400 empleos en obras civiles del IDU y la asignación de 400 proyectos productivos de $1’500.000. “Sin embargo, eso no nos garantiza nada, nos hemos dado cuenta de que lo único que quieren es sacarnos de aquí para hacinarnos; pedimos una vivienda digna”, comentó Julián Arboleda, uno de los referentes de la colectividad afrocolombiana que lleva ocupando el Parque Tercer Milenio durante 74 días.
Hasta este martes, entre la comunidad se vivía una sensación de zozobra e impaciencia por lo que pudiera pasar a las 4:00 p.m., plazo máximo acordado en el convenio para hacer la entrega del parque.
No obstante, un sector de los desplazados conformado por quienes ocuparon la Plaza de Bolívar desde mediados de marzo, y que llevan ya cerca de un mes en el Parque Tercer Milenio, sí aceptó la propuesta de trasladarse al albergue provisional asignado.
Sobre la situación de salud del grupo, la personera delegada para Derechos Humanos de Bogotá, Mónica Naranjo, comentó que se han presentado con frecuencia casos de gripe y afecciones respiratorias, debido a las lluvias y la vida a la intemperie.
Al tiempo, el defensor del Pueblo, Vólmar Pérez, reiteró que su deber es de acompañamiento y que la decisión de continuar ocupando el parque era de la misma comunidad. “Mucha gente tiene temores en relación con la Fuerza Pública, pero yo puedo asegurar que han obrado con sensatez”, afirmó el funcionario.
Carlos Montoya, uno de los líderes de la comunidad, dijo: “Sentimos que el Distrito nos está tomando del pelo. Además, habría que añadir que prácticamente hemos sobrevivido todo esto gracias a la caridad de los capitalinos y al esfuerzo de instituciones universitarias”.
El martes en la tarde, la situación en el Parque del Tercer Milenio era tensa, en parte por la incertidumbre de lo que pudiera ocurrir si llegaban las fuerzas del orden, en parte porque la misma comunidad desplazada ha comenzado a dividirse. El único punto que por ahora los une es la certeza de que el Gobierno los abandonó a su suerte.

http://www.elespectador.com/impreso/bogota/articuloimpreso142674-desplazados-continuaran-ocupando-el-parque-tercer-milenio
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Artículo: La música, una extensión de la inteligencia para los niños

Son muchos los estudios que hablan sobre las virtudes de la música en los niños, sobre todo si se les da la oportunidad de que aprendan a tocar un instrumento.


Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo



Se le atribuye a Platón la frase de que “la música es para el alma lo que la gimnasia es para el cuerpo”. Así pues la música tiene la facultad, como ningún otro arte, de llegar de forma más directa al corazón. Al final, y esto sucede con mayor frecuencia con la música clásica, las melodías pueden dar nombre a lo innombrable y transmitir lo que hasta entonces se creía desconocido.

Siendo la música un placer estético, es bien sabido que  puede causar efectos en el bienestar físico, mental y espiritual. Hoy los psicoterapeutas le dan la razón a los griegos, al afirmar que la música aliviana casi cualquier tipo de padecimiento o dolor.

Un estudio publicado en la revista científica British Journal of Ophthalmology, asegura que los niños que escuchan ciertas melodías de Mozart potencializan la creati…

Crónica: Sola y con un solo juguete, la historia de cómo se llega a ser modelo webcam en Medellín

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

Foto: Tania Ángel.
Crónica finalista del concurso Nuevas Plumas 2015, organizado por la Escuela de Periodismo Portátil y la Universidad de Guadalajara 2015.
Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo
Hasta hace un mes, Tania Ángel trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, de repente, tras conocérsele una época de desafueros adolescentes en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Solo un aspecto de su carácter había cambiado: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos. Su madre la inte…

Crónica: Los fantasmas del manicomio del barrio Aranjuez de Medellín

En el edificio de dos plantas donde hoy funciona la biblioteca y el teatro del Comfama de Aranjuez, en Medellín, desde hace años se dan apariciones fantasmales.

Por: Pompilio Peña Montoya @pompiliooo Fotos antiguas: Biblioteca Pública Piloto.
-¡Sáquenme de aquí!- gritó el vigilante pálido y con los ojos muy abiertos, al despertar, cuando despuntaba el sol.

Una hora atrás, el hombre tomó su linterna y subió lentamente las ruidosas escaleras de madera iluminando cada peldaño. Había estado escuchado desde hacía algunos minutos una serie de ruidos confusos y golpes. Al llegar al descanso, dirigió el rayo de luz sobre las paredes del segundo piso y de inmediato los sonidos desaparecieron, y todo a su alrededor se sumió en una atmósfera cavernosa, como la del antiguo manicomio que allí funcionó hace 100 años, en una época en la que la locura estaba atribuida a energías satánicas, y Medellín no pasaba de ser más que una provincia de fincas y calles de piedra recorridas por mulas.

-¡Quién anda ahí!…